reconoce sus orígenes

el 9 del momento que no fue premiado.

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

La inexplicable decisión de la FIFA: no premiar a Luis Suarez

Publicado: 2016-01-13

Todo sacrificio tiene una recompensa, ese es el premio de cualquier mortal y en todo rubro. En un centro de trabajo uno espera que su jefe lo reconozca, felicite o al menos le eche una palmada al hombro en señal de aprobación: esos pequeños gestos, parece mentira, pero pueden ser motivantes

En la cancha, el centro laboral del crack uruguayo Luis Suarez, el 9 se cansó de hacer goles, lanzarse de tijera, empalmarlas de volea, definir como los grandes (osea como el) y todo para nada. La FIFA sigue resentida con el delantero y lo sacó de la nómina injustamente. El tridente ofensivo del Barza, ese que todo el mundo elogio cada fin de semana, no llegó al podio en el Balón de Oro 2015.

De nada le sirvió al charrúa salir como fugura de varios juegos. Si, lo que hizo en aquel mundial fue irracional, pero ya fue. Osea no es una cruz con la que tenga que pagar toda su vida. Maradona salió positivo en un control antidoping y aún así es un ídolo mundial. Luis Suarez, tuvo un momento de "ceguera", se salió de sus cabales, mordió al italiano Chielini en ese imborrable Uruguay- Italia y padece el karma.

La FIFA (si, la que premia el FAIR PLAY pero jugó sucio bajo la mesa) le ha bajado el dedo. Demasiado obvio. Es más, el no incluirlo siquiera en el once del año: fue casi un insulto.

Quien quiere celeste, que le cueste dicen. Pero Luis Suarez se ganó su propio nombre en el mundo del fútbol con un estilo único. No solo le pega bien de derecha e izquierda, también cabecea con técnica, gambetea, define, tiene personalidad. Lo tiene todo, pero en esta premiación quedó con las manos vacías. Quizá una enseñanza que quiere dejar el ente rector para que recapacite, pero creo que el reconocimiento, lo habría impulsado sobremanera.

Igual el premio más valioso lo tiene: el reconocimiento del hincha. Eso nadie se lo quita y esa ceremonia de reconocimiento se la damos al final de cada partido que juega.


Escrito por

Javier Adhemir Cavero Chavera

Escribo cuando estoy inspirado, me inspiro cuando escribo.


Publicado en