hasta siempre, Arturo Corcuera

FOTO: ADHEMIR CAVERO CHAVERA

LO QUE PUDO SER Y NO FUE

Un balance de la campaña de Universitario 2016. 

Publicado: 2016-12-21

Roberto Challe, como siempre, estaba sediento de triunfo. Su último título fue en diciembre del año 2000. 16 años después estab dispuesto y tenía las armas para hacerle la guerra a cualquier equipo del torneo peruano. Su sapiencia y llegada al jugador, hizo que sus planteos sean captados a la perfección y como resultado, la "U" rindió.

APERTURA DE ILUSIONES

Pese a que solo se le denominó "ganador" del torneo apertura, ese título los merengues lo consiguieron a pulso. Ganando muchos partidos por más de un gol y generando una expectativa increible. Hay que decirlo: jugar en el Nacional invita a la gente a acudir en masa y si a eso le sumamos un buen espectáculo, pues la fiesta futbolística, está asegurada.

Polo, Flores, Ruidiaz, Guastavino, Trauco. Hombres con toque de pelota que al juntarse causaban estragos en los rivales. Una defensa que mostraba seguridad encabezada desde el arco con Cáceda, el yerno del "Puma" Carranza, que acudió al llamado y apareció tras la caída de Raúl Fernandez. En el puesto quizá más oportunistas del fútbol, el meta se metió al bolsillo a los hinchas cremas con reaccciones felinas y que bien pueden estar en el top ten de mejores salvadas de la temporada.

Para resaltar: la reacción espectacular justo en el partido en que se lesionó Fernandez. Tras ir perdiendo 0-2 ante Aurich en un Nacional repleto, Ruidiaz descontó y Guastavino se mandó un golazo, colocándola como los que saben.Esta demostración fue solo una de las tantas que tuvieron los cremas en el 2016, volteando partidos impensados y complicados.

Además, superaron a los rivales de siempre. Alianza, en su cancha así como a Cristal con un chalacón de antología de Edison Flores. Así, resultaron ser justos ganadores y candidatos serios para ser finalistas a fin de año.

Sin embargo, un punto que al final fue determinante, fue luego de dicha consecución. Alinear "suplentes" ante Melgar de local, fue casi como "entregarle" el partido al rival. Y fue goleada. Al cierre del año, se dieron cuenta que eran 3 puntos vitales para definir la posición en la tabla de las semifinales y una elección de localía que también era importante.

CEREMONIA DE CLAUSURA

Como en las películas, la segunda parte no había podido superar a la primera. Ya sin Ruidiaz, los merengues sintieron la falta de gol, pero Rengifo dijo :"presente" y se convirtió en el hombre gol. Inolvidables aquellos cabezasos furiosos en el clásico y para empatar 2-2 ante Cristal. Y como no: el épico 4-4 ante San Martín en el Callao. Una jornada fría en el primer puerto, que se calentó con una vuelta de tuerca imborrable.

El detalle: fue el partido donde se encendieron las alarmas. La defensa estaba lenta, superable y eso era preocupante. Igual el lugar en la etapa final del campeonato, ya estaba asegurado, solo faltaba saber el rival.

Se pudo evitar que sea Melgar, el más fuerte de los tres y tentar la final. Pero no se hizo. En el juego de ida, con el estadio ardiendo, los cremas adelantaron rápido con gol de Galliquio, pero no pudieron aumentar el marcador y eso que tuvieron muchas chances. Se fueron al descanso con un marcador cortísimo para sus aspiraciones y el físico les jugó en contra en la segunda mitad, donde los arequipeños los superaron. El "dominó", mandó y dejó la vuelta cuesta arriba para los merengues.

Ya en Arequipa, la ""U" tenía la obligación de hacer dos goles y que no le hagan ninguno para clasificar a la gran final. Muchos lo creían una opción descartable, más el juego crema sorprendió a los locales y de la mano de Manicero - que se ganó su renovación en estos ida y vuelta) abrió el marcador. Luego Polo, puso a soñar a su gente con el 2-0. Luego Cuesta, de penal pudo descontar pero falló y ahí es que todo parecía estar del lado merengue, todo, menos su defensa, que anduvo tan lenta como en Lima y dió muchos espacios para que Melgar empata y así, de un solo golpe (o dos) mandar por la borda el gran trabajo de todo el año.

El premio consuelo fue ante Muni, pero con mucho susto. El pase a la Libertadores fue sufrido. Luego de ir ganando como ante Melgar, los ediles agarraron de "caseritos" a los merengues y nivelaron el luego. En el epílogo y cuando todo parecía iba a decidirse vía penales, Rengifo definió tras el pase gol número 13334433 de Trauco. 

La "U" se quedó sin nada, pero quedó en el ojo de todos. Challe armó un cuadro muy bueno, que tuvo arte, talento, pero al cual no se le pudo dar lo más importante "el título"


Escrito por

Javier Adhemir Cavero Chavera

Escribo cuando estoy inspirado, me inspiro cuando escribo.


Publicado en